El IPV hizo un barrio solo para familiares de funcionarios públicos

Compartir

Para acceder a una casa en la provincia, en forma rápida y fácil como en el En el Barrio Estado de Israel de 49 viviendas en Rawson, hay que estar en el modelo. En este complejo habitacional es casi como un barrio privado, pero construido con fondos del estado. La situación es mas que disparatada, sin tan siquiera ponerse colorados el gobierno entregó una parte sustancial de viviendas a adjudicatarios con apellido importantes. Las sospechas, recaen en parientes del Ministro de Infraestructura, del ex Interventor del IPV Vicente Marrelli entre los más resonantes.

 

La situación se conoció como consecuencia de vecinos que estaban como adjudicatarios en el listado del IPV, pero que por cuestiones meramente formales fueron dados de baja. En su lugar aparecieron los acomodos, algo que no fue difícil de advertir pos los apellidos. Pero quienes estaban inscriptos con todas las de la ley, decidieron poner el grito en el cielo y abrir las puertas para que se conozca el espurio mecanismo de sorteo y entrega de viviendas. No se asustaron con la frase del gobierno, “al que protesta el IPV no le entregara casa”, perdieron el miedo porque la injusticia les cerró los accesos  una vivienda digna.

 

Pero también, el reclamo llegó a oídos del Bloque de Diputados de ACTUAR, Juan Manuel Sansó, elaboró un proyecto de  comunicación para determinar si se está ante un hecho de corrupción. “Durante este año, se han denunciado  graves casos de corrupción en el estado provincial, por eso no nos extraña que estemos ante uno nuevo. Nos llama la atención que en el listado estén familiares  de altos funcionarios  del gobierno que han sido beneficiados con la entrega de una vivienda”, afirma el legislador.

 

Pero en el listado se presentan cosas aun más curiosas, las mismas podrían ser hilarantes sino estuvieran plasmadas en la resolución. En el caso de Marrelli Pasín María Elida solo figura ella como titular, pero ningún co titular al igual que el de Millón María Florencia.

En ese complejo habitacional al menos habrían recibido sus casas familiares de Aldo Molina, Funcionario del Ministerio de Economía, de Tomás José Strada Ministro de Infraestructura y Tecnología, el del ex Interventor del IPV Vicente Marelli como también del ex jefe del Centro de Control de Operaciones del Centro Cívico Daniel Carcamo, entre otros.

 

Lo cierto es que nadie se explica como fueron sorteados todos los familiares de altos funcionarios, todo juntos y en el mismo barrio. En el IPV hay familias anotadas por más de 20 años que ante cada sorteo ruegan a la virgen tener el techo propio, pero al día de hoy no gozaron de suerte o de acomodo. La resolución 3299 IPV del 6 de agosto de 2013, es un caso de rara suerte colectiva que involucra solo a hijos de punteros y familiares directos de funcionarios. Justo el día en que se conocerían los adjudicatarios del sorteo, la varita mágica toco el bolillero para que ellos tengan la casa y no los cientos que esperan desde hace años.

 

Instantáneamente, con apenas unos días de inscriptos, les tocó una casa del estado provincial. Sin dudas que ser hijos de aguerridos miembros del ejecutivo, tiene sus beneficios: una casa sin mover un solo dedo. 

Compartir

Comments:

article thumbnailUna exposición de cuadros, bajo las técnicas de óleo sobre tela y madera, así como también pastel sobre papel, podrá disfrutarse en este espacio de la Legislatura Provincial. Los mismos son de la...
More inNoticias